03/05/2017 · Daniel Vázquez 6 min de lectura

7 motivos por los que ver “Las chicas del cable”

Inspiración Netflix & Chill

Netflix España ha producido su primera serie original española y las redes están revolucionadas. Lanzada en más de 190 países, y doblada y subtitulada para la tira de ellos. Para una serie española, esto creo que está genial. Hay quienes no la quieren ni ver, quienes ya la hemos visto enterita (si me pedís mi opinión, a mí me ha enganchado) y quienes aún no han llegado, pero lo importante es que se habla de ella. Primero, porque es Netflix y porque el reparto y la producción han tenido relevancia mediática.

Hoy estrenamos “Netflix & Chill”, nuestro saloncito en el que comentar lo que nos vamos encontrando por Netflix, ese gran pasatiempo para disfrutar del sofá de nuestra casa.

Analicemos “Las chicas del cable“: para ser la primera serie original de Netflix, habrá muchos a los que habrá decepcionado… Cierto es que hay algunos elementos que pueden parecer fuera de lugar si hablamos de una serie ambientada en épocas del pasado, pero también hay que entender que esto es ficción televisiva y estos formatos están orientados a ser una fuente de entretenimiento dentro de un marco más o menos popular y masivo: no se trata de un documental de la época. Tampoco estamos ante una serie histórica del calibre de otras como pueden haber sido Cuéntame o Isabel, ni ante una megaproducción como Juego de Tronos.

Por otro lado, ya desde el encargo de la serie, los señores de Netflix pidieron a Bambú Producciones algo en la línea de “Velvet” (producida por ellos mismos) para su primera producción patria. Esto, por lo que podemos leer en muchos artículos por la red, parece que les ha jugado una buena y mala pasada, a partes iguales. Algunos pensarán que la innovación se ha ido de vacaciones en esta serie, pero la realidad es que si logramos dejar de lado las similitudes con la ficción de Antena 3 y entregarnos a disfrutar de la serie en todo su esplendor, estamos ante una serie que nos trae algo de luz.

Si todavía estás dudando acerca de la decisión de verla o no, aquí va nuestro argumentario:

 

1. La duración de la serie

La primera temporada son 8 episodios, cada uno de 50 minutos. Esto hace que se pueda ver de un tirón, que es parte de la gracia de las series de Netflix, que son lanzadas al público de una vez, todos los episodios disponibles… y que cada uno se gestione cómo la quiere ver: si en una noche, si en un mes o si va a ir viéndola poco a poco. El ritmo de la trama a veces es predecible y puede que no estamos ante una serie muy innovadora a nivel narrativo, pero bajo mi punto de vista sí que cumple con la principal premisa de Netflix, que es entretener.

 

2. El reparto, eminentemente femenino y empoderado

 

Blanca Suárez, Nadia de Santiago, Ana Fernández, Maggie Civantos, Concha Velasco, Ana Polvorosa… Sí, muchas caras conocidas y algunos ya han repetido juntos con la productora o incluso en otras series del pasado. Mujeres con carácteres muy distintos y que te capturan por su historia personal y valores o situaciones familiares. Todas ellas reivindican la independencia y la figura de la mujer luchadora y trabajadora. La gran diferencia de esta serie con respecto a otras que he visto, es que aquí el poder del empoderamiento de la mujer es real y esto hace que las admiremos muchísimo, ya no solo por los vestidazos que llevan en algunas escenas, sino porque tienen cada salida que me enamoran. Estoy deseoso por ver la segunda temporada.

HIGHLIGHT: Soy MUY FAN de Marga (Nadia de Santiago), hace el papel de una jovencita recién llegada de un pueblo a la capital madrileña y tiene una personalidad que me ha cautivado.

 

3. Yon González y Martiño Rivas

 

La verdad es que yo no era muy de ver a estos dos hombres en pantalla (en ninguna de sus obras anteriores), pero me he enganchado a los carácteres que tienen en la serie y a esos looks: esos trajes, ese pelo engominado hacia atrás… En algunos momentos muy canallas y jugando el papel del hombre en su época, pero en otros muy elegantes. Y, de paso, todo sea dicho, ambos están de muy buen ver. Alguna escena que otra hay en la que salen sin camiseta.

 

4. Si te gustaron El Gran Gatsby o Gossip Girl, te gustará

 

Tanto por la música como por la ambientación, la iluminación, la dirección de arte, decorados, las fiestas, el vestuario y el maquillaje y algunas de las tramas, la verdad es que tiene todo un tono muy neoyorkino, aunque estemos hablando de Madrid en el año 1928. Me gusta cómo está recreado el flamante primer rascacielos de Madrid, la Compañía de Telefonía y esa Gran Vía… la verdad es que me dan ganas de teletransportarme allí con las chicas y pasear por los sets (aunque gran parte del decorado sea 3D).

 

5. “Girl Power” como filosofía troncal

 

Este es el principal motor de la serie, creo que ejecutado de una forma muy fresca. Por mucho que se le saquen parecidos y se intenta tachar a Netflix o Bambú Producciones de no arriesgar, lo cierto es que nos faltan en España series como Las chicas del cable. Queremos mucho más. Y que se profundice sobre el tema del feminismo, la lucha de la mujer en un país en el que aún a día de hoy no lo tiene todo ganado.

 

6. La banda sonora

 

Lo primero que me han comentado algunos es que la música no pega para nada, pero yo creo que es precisamente esto lo que hace que despunte como algo que puede salirse del tufillo de serie de época tradicional. La canción del opening no se me va de la cabeza (Salt – B. Miles). Esto Es un riesgo que Bambú y Netflix han querido correr, ya que les aleja de la ambientación (por ahí he leído que “ya podrían haber metido algo más típìco madrileño”, pero no sé yo, ¿eh? Precisamente este toque musical internacional le da su punto)… y pese a que en algunas escenas, el aire contemporáneo de la música puede quedar muy insípido o frío, en líneas generales… yo lo veo un acierto para acercarnos a lo que se hace fuera de nuestras fronteras. Aunque el esquema siga recordándonos a los culebrones que tanto triunfan en las cadenas generalistas de nuestro país.

 

7. Apertura de mente en las relaciones entre personajes

 

No quiero hacer spoilers, pero en esta serie se ponen encima de la mesa otros temas tangencialmente como las relaciones a tres y el amor/atracción entre mujeres. Considero que siempre es un gran paso adelante en la ficción televisiva (aunque muchos me digan que esto está en todas ya cada vez más implantado), que se toque el tema LGTB de forma visible aunque sea poco. Hace falta que se muestre que hay muchas formas de amar y relacionarse.

 

Daniel Vázquez
Sígueme

Daniel Vázquez

Licenciado en Periodismo, Publicidad y Comunicación Audiovisual por la Universidad Europea de Madrid. Postgrado en Coaching por el Institut Integratiu (Barcelona). Facilitador de la metodología LEGO® SERIOUS PLAY® por Juego Serio (Lucio Margulis). Autodidacta desde 2001 en diseño gráfico, web y editorial. Siempre sigo con ganas de aprender... aunque también dicen que a veces es mejor desaprender: para eso tengo la natación, el yoga, la meditación y el Reiki.
Daniel Vázquez
Sígueme

deja un comentario

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies