03/05/2015 · Marlène Marin 4 min de lectura

La felicidad ya no está de moda

Sentirse realizado Vida sana

¿Te sientes realizado o eres feliz? Sentirse realizado no es tan fácil como parece de primeras

la-felicidad-ya-no-esta-de-moda

En mis sesiones como coach, me encuentro cada vez más gente que no busca únicamente ser feliz sino que anhela sentirse realizado. Esto me ha hecho reflexionar sobre la relación entre felicidad y sentirse realizado. ¿Acaso son términos sinónimos? ¿O se puede ser feliz sin sentirse realizado? ¿Y sentirse realizado sin ser feliz?

Para poder profundizar en esta reflexión me parece una buena idea empezar explorando los términos felicidad y sentirse realizado.

Empecemos por la felicidad. Bueno, no hace falta decir que la felicidad es un término que se ha explorado en muchas ocasiones desde los inicios de la humanidad y de la que hay abundante literatura al respecto. Al menos en el mundo occidental parece que la persecución de la felicidad se ha convertido en una cierta obsesión o fijación. ¿Acaso no estamos todos continuamente buscándola?

No entraré en una definición universal de la felicidad porque se trata de un término más subjetivo y abstracto de lo que podríamos pensar.

La felicidad frecuentemente se cuela por una puerta que no sabías que estaba abierta”
John Barrymore

Hay infinitas versiones de lo que significa para uno ser feliz. Algunos lo definirían como un estado prolongado de satisfacción y bienestar en el que han conseguido todas tus metas.
Otros quizás dirían que la felicidad se encuentra en momentos efímeros y fugaces mientras pasean su perro, cocinan, ríen con sus hijos o se tumban bajo el sol. Y para otros, se trata más bien de un estado de paz interior, de vivir el presente con equilibrio y positivismo.
Otras respuestas hablarían del amor, del éxito, de la libertad, de sentirse realizado profesionalmente (aha!) o de poseer cosas materiales.

Podría seguir así, pero para ir concretando y basándome en estudios científicos me quedo con que la felicidad es un estado temporal en el que sentimos emociones positivas.

La felicidad es intangible y escurridiza. Parece que siempre corremos detrás de ella sin poder acabar de cogerla.

¿Y qué significa sentirse realizado? Parece ser un termino con más consenso que la felicidad, sin embargo es interesante saber exactamente qué se esconde detrás de esta expresión. En su jerarquía de necesidades humanas, Maslow coloca la autorrealización en el nivel más alto.

En términos generales, sentirse realizado involucra alcanzar una meta que significa algo importante para uno mismo. ¿Pero a qué tipo de metas nos referimos?
Nos sentimos realizados al conseguir correr una media maratón, al tener hijos, al tener un buen circulo social, al graduarnos, etc.

Pero muchos de nosotros nos referimos a sentirnos realizados en el ámbito profesional. Es decir, que buscamos que nuestro trabajo contribuya a algo mayor que nosotros mismos y que tenga un impacto positivo en la sociedad. En ocasiones también se refiere a tener un grado de independencia en la actividad profesional que desarrollamos sea siendo un leader o bien un emprendedor.

Pero el denominador común es que tiene que ser algo que valoramos, que tiene un significado para nosotros.
Por ejemplo, si estamos trabajando para una gran empresa multinacional que tiene una misión, pero ésta no resuena con nosotros, entonces probablemente no nos sentiremos realizados.

¿Y para ti qué significa sentirte realizado?

Ahora que ya hemos explorado lo que significa la felicidad y el sentirse realizado, podemos analizar qué relación que existe entre ambos.

¿Acaso es posible ser feliz sin sentirnos realizados? Teóricamente es posible tener emociones positivas temporales sin sentirnos realizados.
Recuerdo por ejemplo que cuando estudiaba en la universidad, no me sentía particularmente realizada y sin embargo tenía muchos momentos de felicidad. No todo lo que te hace feliz tiene relación con sentirte realizado.

¿Y es posible sentirte realizado sin ser feliz? Sentirse realizado no implica experimentar únicamente emociones positivas. Incluye un rango emocional más amplio y realista.
Por ejemplo, puedo estar creando un negocio y sentirme realizado pero experimentar emociones de estrés, preocupación, desconfianza o incertidumbre.
Además, si pensamos en atletas, cantantes o actores que se sienten realizados profesionalmente, ¿verdad que no asumimos que son felices todo el tiempo?

Aunque muchos de nosotros podamos a veces utilizar ambos términos como sinónimos, es interesante ver que aunque no lo son, están sin duda relacionados.

La felicidad es una gran palabra que engloba muchas cosas. Dada su gran dimensión, su componente intangible y abstracto, a veces nos parece difícil de alcanzar.
En cambio, centrarse en sentirse realizado proporciona una vía más tangible y realista. En mi opinión, es por eso que buscamos cada vez más, sentirnos realizados. Buscar únicamente la felicidad ya no está de moda.

¿Y tu qué estás buscando?

Marlène Marin

Marlène Marin

Soy coach con PNL especializada en el desarrollo profesional. Me encanta contribuir a que la gente encuentre y consiga trabajar en aquello que le apasiona. Actualmente estoy disfrutando de un año viajando alrededor del mundo con mi pareja. Me encanta bailar, las puestas de sol, ir en bici y la comida asiática.
Marlène Marin

Latest posts by Marlène Marin (see all)

deja un comentario

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies