16/03/2015 · Chelo Navarro 11 min de lectura

Jack Queralt: “Un ser de luz aporta cosas buenas al mundo”

Cine Entrevistas

Hablamos con el polifacético actor catalán sobre cine, inspiración, seres de luz y superpoderes

jackqueralt

Texto: Chelo Navarro y Sandra Boyero / Imágenes: Jack Queralt

Jack Queralt, polifacético actor catalán, con una experiencia de más de quince años en el mundo del cine, el teatro y la televisión ha trabajado en España, Italia y Estados Unidos apareciendo en thrillers, westerns y películas históricas. Hijo del prestigioso pintor Jaume Queralt, acaba de volver de Los Ángeles hablándonos de sus próximos estrenos y de unos pensamientos espirituales con una profundidad e inspiración absolutamente sorprendentes.

[one_half]Cuéntanos, Jack, ¿en qué estás trabajando en estos momentos o qué proyectos tienes en mente?

En estos momentos tengo seis películas por estrenar. Por un lado un western: Six bullets to hell, que está ganando festivales y distribución en América. Por otro lado, una italiana, Canto Finale, dirigida por Riccardo Sesani, y que es una historia muy dura en la que soy el protagonista principal; en ella hago de un personaje vinculado a una historia de amor que cae en leucemia. Después está la película Capa Negra, en la que soy actor y productor, trata sobre un bandolero catalán y es una historia muy bonita, verídica, en la que se mezclan amor, exilio y venganza porque al protagonista le roban sus tierras; todo está basado en un hecho real. Por otro lado tengo, también, otra película a punto de salir que se llama Poli Opposti y que es una comedia.

Este año fui candidato para los Gaudí por la película Explicam un conte (Explícame un cuento) de la caputxeta vermella (La caperucita roja). De todo vas adquiriendo experiencias y, lo más importante, es trabajar y hacer cosas buenas y productivas para ti, que te hagan crecer como actor y como persona, esto es muy importante porque va todo unido.

¿Cuál es tu sueño?

A nivel profesional mi sueño es poder dedicarme toda mi vida al cine, ganarme la vida en ello y llegar a lo más alto, es decir, a trabajar en América. Creo que tengo todas las cualidades y capacidades para lograrlo porque dispongo de la conexión cuerpo-mente-alma necesaria para ello; estoy conectado con el universo y conmigo mismo. Me encuentro entre la tierra, el cielo y el universo. Poseo, además, otras armas a nivel artístico y a nivel humano: soy buena persona y esa energía la transmito; atraigo a la gente, a los equipos con los que trabajo y que son como una familia. Sé entrar muy bien en esas familias porque soy humilde, tengo buen corazón, y soy leal. Este es el motivo de que sea aceptado por todo el mundo.

Entonces, lo que tú comentas es que si eres buena persona, con buen corazón y haces el bien atraes cosas buenas.

Sí, porque como soy luz, atraigo la luz. He tenido que trabajar este tema mucho aun siendo siempre un ser de luz porque la vida te pone obstáculos y estos son experiencias que tienes que vivir para poder crecer, para que esa luz sea cada vez más y más fuerte.

¿Qué significa para ti ser un ser de luz?

Un ser de luz es un ser que aporta buenas cosas al mundo y a las personas, que no tiene maldad ninguna, que lo que transmite es bondad y amor; y es desde ese amor que emerge la esencia de la vida: el amor mismo es el fundamento de toda ella. Así que tú con tu energía, tu filosofía de vida, tu forma de ser, tu equilibrio mental y con el corazón, haces que seas ese ser de luz porque tú desprendes esa luz que los demás pueden ver en ti. Y así es como las personas nos vamos encontrando, las buenas personas nos encontramos con otros seres de luz.

Una pregunta indiscreta, ¿qué edad tienes?

35, del 79. Aries.

Te preguntaba la edad, no por la edad en sí, sino porque que una persona hable así con ese conocimiento debe ser porque va unido a una cierta experiencia.

Sí, es cierto, pero es que he hecho un gran aprendizaje interno porque he tenido grandes maestros y maestras de vida. De esas experiencias, he sacado lo mejor y lo peor de mí y, al final, lo peor lo he apartado y he dejado todo lo positivo. Esas personas, y esas experiencias, me han dado un equilibrio a nivel personal e interior muy grande, tanto de felicidad como de plenitud y que he ido haciendo crecer y crecer; he ido haciendo crecer esa energía hacia lo más alto.

¿Y desde cuándo tienes esas experiencias, aprendizajes, llamada…?

Mi vida cambió cuando tenía 15 años porque tuve un accidente y estuve a punto de morir. Estuve en coma 10 días.

Ya veo, desde ahí puedes hablar con ese conocimiento… ¿Y de qué crees que te vino la capacidad de dar tanto amor?

Yo he recibido mucho amor de mis padres y parte todo de ahí. Creo que entre mis padres y yo hay una conexión de otras vidas, esto me lo ha ido diciendo mucha gente que he ido conociendo a lo largo de mi vida: videntes, sensitivos o personas que tienen una gran percepción e intuición… La conexión entre mis padres y yo es muy fuerte.

Es sorprendente que tantas personas te hayan dicho lo mismo.

Sí, es sorprendente. Yo creo que hay personas que te las vas encontrando por la vida para aprender y enriquecerte. Si con esas personas hay respeto mutuo se crea una sintonía y se generan cosas bonitas: esa belleza, ese amor… cuando las personas me conocen, saben quién soy.

Y, también, por otro lado, hay gente que critica, que es envidiosa, pero también hay gente maravillosa y esas son las personas que me encuentro porque los demás ni entran ni se acercan, solo hablan, y no dicen nada en el fondo, todo rebota contra ellos multiplicado por mil, el mal les rebota.

A veces hay mucho ego.

El ego hay que eliminarlo, y también el orgullo o el rencor; yo no tengo nada de eso, no quiero ni que exista en mi vida. Si tienes que pedir perdón porque te equivocas, lo pides, porque el orgullo y ese tipo de emociones son perjudiciales para ti y en la vida todo vuelve; si no limpias bien las cosas, te acaban volviendo.
[/one_half] [one_half_last] Los errores son para aprender en lugar de sentirlos como un fracaso. Es como en las relaciones de pareja.

La felicidad no te la da otro, está dentro de ti, te la das tú a ti mismo; y, además, siempre hay alguien que te ama, nunca estás solo.

Hay un libro que se llama “Gente tóxica” porque hay personas que te contaminan, te acaban arrastrando.

Mira, yo me junto con gente que valga la pena, ya sean muchos o pocos, da igual la cantidad, pero que sean de verdad, lo demás no me interesa. Hay que alimentarse de cosas bonitas de manera recíproca, el uno al otro… hay que crecer, experimentar, descubrirse; pero descubrirse desnudo, porque yo no oculto nada.

¿Jack, cuál dirías que es tu superpoder?

Mi superpoder es que soy una persona que ha venido a este mundo a ayudar a los demás a inspirarse. Mi misión es inspirar a los demás porque a través de mí mucha gente llega a conseguir lo que quiere. Yo soy el canal, a través de mí ocurre, y me lo han dicho ya muchas personas. Soy un inspirador. Yo hago soñar a las personas, les doy vida. Gente que está como muerta, cuando acaban de hablar conmigo, se sienten eternos. Creo que esto es un don, no sé de dónde me sale, a veces estas palabras no sé de dónde me vienen, ni esta inspiración.

¿Quién te ha inspirado a ti? ¿Quién ha sido un referente en tu vida?

Mi padre. Tengo un padre que es un maestro de maestros. Uno de los genios más grandes de la pintura. La historia va a hablar mucho de mi padre. Además, yo haré su película. Su momento de gloria en la tierra como pintor lo va a vivir, porque se lo merece. Él crea todos los días, es algo vocacional, es un don; pinta todos los días porque la inspiración de un artista la tiene que ir a buscar, no esperar a que venga…

Sí, tienes que ir generando o propiciando eso…

Sí y, además, otra ilusión muy grande que tengo es que me gustaría hacer un gran museo sobre mi padre: un museo Queralt. Este museo empezaría desde las raíces, desde el subsuelo, porque los inicios van siempre desde las raíces y hacia arriba, hacia la luz. Bajo el suelo iría la obra que tiene más tétrica, de cuando pintaba manicomios; es una obra muy macabra, de una época muy gris y que habla de la muerte por lo que los cuadros irían dispuestos como si fuera un cementerio desde abajo hacia la luz, hacia el universo. Ataríamos así la vida y la muerte porque va todo unido; la muerte no es más que un proceso de la vida, una transición. Es la transición del alma. Esta es la carcasa en la que vivimos y la muerte la tememos, no sé por qué.

Porque no la entendemos y no la aceptamos.

Estamos muy atados a lo terrenal, demasiado apegados. Sería bueno ver la muerte como un pasaje hacia otro lugar sin temerla. Es muy difícil, claro, porque si se le muere un hijo a alguien qué le vas a decir, no puedes consolarle con eso porque ya nos han educado de esa manera y nacemos temiéndolo. Todos tenemos una misión en esta vida y un destino, entonces ¿por qué muere un niño? no debería morir nunca un niño, ¿verdad? porque tiene toda la vida por delante, por ley natural dices: es que Dios no existe, es injusto, pero, sin embargo, es el destino de su alma, su misión a lo mejor era esa, y volver otra vez, porque tal vez ese niño muere y su alma regresa con otro cuerpo, porque tiene otra misión; y su evolución, a nivel de alma, va cambiando y parte de su evolución es esa. Hasta que no estemos preparados para aceptar la muerte como una parte más de la vida el mundo sufrirá. Estamos de paso, tienes que sacar lo mejor de ti como versión humana; yo siempre digo y escribo que somos pequeñas partículas de algo inmenso, Dios o como le quieras llamar, o luz, o lo que sea, pero que tú eres ese ejemplo.

¿Estas ideas te vienen de manera natural o has leído mucho al respecto?

Me vienen de que yo creo y siento que es así.

¿Tienes una religión?

No, no voy nunca a la iglesia… bueno, a veces rezo por la gente que quiero y les deseo que todo les vaya bien. Creo en un dios de una forma absoluta, como una unidad en la que todos somos uno, no como algo separado. Creo que todos somos iguales, siendo diferentes, todos estamos conectados.

¿Qué función crees que puede tener un artista para hacer de este mundo un lugar mejor?

Gracias al arte el mundo ha evolucionado y si algo es el ser humano es artista y creativo. La música, la pintura, el cine, la escultura, la arquitectura… a través del arte percibes que hay algo que va más allá de lo que se ve a simple vista; ves que estás en contacto con la divinidad. Algunos artistas tienen un ego enorme y se debe tener cuidado con eso. Hay que mantener un equilibrio porque todos somos iguales, es decir, sí que se te ha sido otorgado un don como artista pero hay que saber aceptarlo con humildad. Se te ha dado ese don porque tú eres un pequeño dios en minúsculas que debe mostrar una parte de esa inmensidad al mundo pero no de forma arrogante ni de forma prepotente. Porque Dios, o lo que sea, (como le quieras llamar), quiere la mejor versión de ti y si se te ha dado esa capacidad es para que la desarrolles como artista y como persona, es decir, para ser una gran persona. Si te fijas, por ejemplo, Jesús o Buda eran personas iluminadas, igual que podemos serlo todos: iluminados o seres de luz que vienen a mostrar esa luz en la tierra. Y si esa luz se extiende más y más encontrando a muchas personas se puede unificar e iluminar el mundo. El mundo puede cambiar.

Sí, y ya está ocurriendo, cada vez hay más personas que están despertando a eso.

Sí, hay un despertar que yo siento, ese que sentimos ahora mismo… está pasando.
[/one_half_last]

Chelo Navarro

Chelo Navarro

Desde hace años me acompaña una enorme curiosidad e interés por el mundo del crecimiento personal que me ha llevado a explorar terrenos como el Coaching, la PNL, la Meditación y la Terapia Gestalt. Actualmente vivo aprendiendo e integrando herramientas de estas disciplinas; y fomentando el pensamiento positivo y la motivación.
Chelo Navarro
Etiquetas:

deja un comentario

Comentarios (3)

  • avatar image
    ReplyNice 16/03/2015

    Agradecer a Jack esta entrevista, su energía, su luz. El despertar a una nueva filosofía del ser está latente. Gracias Sshin sei por abrir esa ventana al pensamiento, la emoción y la reflexión.

  • avatar image
    ReplyAethelred 16/03/2015

    Unas palabras de una fuerza y convicción extraordinarias. Que esa luz se siga extendiendo para que llegue a todos los rincones del mundo.

  • avatar image
    ReplyMaris 17/03/2015

    Me he sentido muy identificada al leer este artículo en lo que se refiere a tener maestros o maestras de vida. En ocasiones, tomo consciencia de lo afortunada que soy porque en momentos muy difíciles personas maravillosas me han ayudado, apoyado y acompañado en un arduo viaje lleno de dolor y obstáculos. Sin esas personas mi vida no habría sido la misma y yo no sería quien soy hoy. Desde luego que hay seres de luz y solo con permanecer a tu lado ya te iluminan. Agradezco a todos los que me han enseñado a volver a valorar la vida y a reinventarme. Gracias.

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies