03/05/2017 · Daniel Vázquez 4 min de lectura

Dos medias naranjas NO son una naranja entera

#SINFILTROS La naranja entera

Dos medias naranjas no equivalen a una naranja entera. Equivalen a una naranja forzada y dos medias naranjas ocultas tras la cara no visible de la luna. Un día esas dos mitades saldrán a la luz. ¿Estás dispuesto a escucharlas?

Para funcionar en pareja hace falta mucho más que dos medias naranjas. La experiencia, todo el conocimiento sobre desarrollo personal que llevo encima y todos esos gritos del cuerpo que no queremos escuchar pensando que el médico puede arreglar, apuntan a que aquí algo huele mal.

Ceder ante las manías del otro y “pasar por el aro” es algo que muchas personas (en pareja o no) siempre recomiendan. “Le acepto en lo bueno y en lo malo”. Sí, hasta cierto punto. Todo tiene límites, formas ecológicas de ser y seguir siendo.

Si una relación te hace culpable en el presente, te martillea con el pasado y te reprocha lo que no va a llegar en el futuro, una cosa está clara: no hay aceptación del momento presente y por lo tanto, no hay posibilidad de encontrar espacios para la claridad, la calma y la serenidad.

Porque, señores, uno no tiene que vivir su presente siendo culpable: Tú ya eres un ser completo y válido.

Una vez que esto está interiorizado y se compromete uno mismo a andar en la dirección que le hace brillar, es interesante hacerse un par de preguntas:

¿Esta relación me hace ser mejor persona?

¿Qué gano estando por mi cuenta?

Muchas veces nos pensamos que un día va a aparecer nuestra media naranja y vamos a ser felices. Esto es el santo grial del apego. Lo que podemos intentar es reconocer esa otra media naranja interior que ya poseemos y hacer uso de lo que descubrimos cuando juntamos esas dos mitades para ser la naranja entera.

La vida son dos días: no merece la pena vivir uno de ellos forzando dos medias naranjas que nunca van a dar un zumo ecológico.

La mejor receta para un Zumo tóxico de naranja es juntar la manipulación, la ceguera y la ternura. Claro que todo es muy bonito cuando estás “enamorado”, y que “el amor es ciego” también lo sabemos todos. Vivir una vida siendo conscientes de qué ingredientes sí queremos en nuestra vida es muy fácil: solo necesitamos abrir los ojos y aceptar que lo que tenemos delante es tóxico, no era lo ecológico y bonito que nuestra mente nos estaba diciendo desde el primer día.

Si a todo esto le sumamos síntomas físicos, estados mentales alterados por la manipulación previamente comentada, cambios de decisiones repetidos “para no hacer daño a mi pareja”, sueños y pesadillas, discusiones cada vez que alguien respira, cuchillas en el aire cada vez que alguien entra en casa, y de los pocos momentos felices del día es cuando te convence para cenar pizza en el sofá viendo Netflix y mirando el muro de Facebook en su smartphone, sin hablar contigo y perdiendo el foco de atención de la serie/película para contestar un grupo de Whatsapp… cualquiera con dos dedos de frente podría decirnos: “Cariño, eso no es disfrutar la vida, eso es vivir en piloto automático y sin conciencia”.

¿Qué ingredientes le van bien a mi zumo de naranja para que pueda ser ecológico y no sea tóxico para ninguno de los dos?

El primero sería la ESCUCHA

El segundo sería la ATENCIÓN PLENA

El tercero sería la ACEPTACIÓN

El cuarto sería el RESPETO

El quinto sería la SÍNTESIS

El sexto sería FLUIR (utilizar el colador para que la pulpa tóxica no contamine). Lo que se ha quedado en el colador, no se consume ni se reprocha.

Es posible que hayan ingredientes que hayamos pasado por el colador en el pasado que en un momento dado vuelven a salir. Hay perdón pero no hay olvido, como muchos sostienen.

Se puede perdonar, pero no se perdona realmente si eso se vuelve a repetir y sigue pinchando. Ahí entonces hay que volver a pasar el colador y saber si tus límites están preparados para seguir haciendo pasar esas toxinas a través del colador. ¿Son tan pequeñas las partículas que el colador no hace efecto?

Puede que la solución entonces sea pasar por la tienda de coladores y comparar medidas y evaluar si podemos seguir viviendo con el que tenemos o necesitamos uno más restrictivo.

Aquí entramos a las discusiones sobre si aguantas por ego para sobrevivir o sostienes desde la esencia.

El ego y la esencia nos permiten llegar a muchas situaciones de vida, pero el verdadero éxito solo se consigue cuando se accede a él a través de la esencia. El ego no va a dar lugar a ese zumo maestro que nos hará vivir en armonía, pero gracias a él hoy estamos vivos, nos ha llevado muy lejos.

¿Qué ocurre si no usamos el colador?

Hay mucha gente a la que le gustan los zumos con pulpa, bebiéndose todo, dicen que la fibra es buena. Pero en ese momento aceptas que todo lo tóxico puede contaminar esa relación, y a cualquiera de las personas que lo beban dentro o fuera de esa relación. Nos intoxicamos y enfermamos.

¿Qué ocurre si enfermamos?

La responsabilidad es nuestra una vez nos curamos: tomar precauciones o no la siguiente vez. ¿Me vuelvo a beber el zumo sin colar?

¿Qué vida quiero vivir hoy?

¿Qué vida viví ayer?

¿Qué vida viviré mañana?

¿Cómo me sentiré tras beber mi zumo? (Será dulce, amargo, ácido, con notas cítricas?

Te puede interesar conocer otra de nuestras Recetas de vida: el desapego

Daniel Vázquez
Sígueme

Daniel Vázquez

Licenciado en Periodismo, Publicidad y Comunicación Audiovisual por la Universidad Europea de Madrid. Postgrado en Coaching por el Institut Integratiu (Barcelona). Facilitador de la metodología LEGO® SERIOUS PLAY® por Juego Serio (Lucio Margulis). Autodidacta desde 2001 en diseño gráfico, web y editorial. Siempre sigo con ganas de aprender... aunque también dicen que a veces es mejor desaprender: para eso tengo la natación, el yoga, la meditación y el Reiki.
Daniel Vázquez
Sígueme

deja un comentario

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies